Como si el coronavirus no bastara, Estados Unidos afronta también la invasión de avispones asesinos

Como si el coronavirus no bastara, Estados Unidos afronta también la invasión de avispones asesinos