La ONU condena "enérgicamente" el "continuo derramamiento de sangre" en Birmania