Las cuatro congresistas atacadas por Trump se defienden