El G20 de Roma afronta su última jornada centrado en el cambio climático