Dos fundaciones alemanas pelean por la herencia política del canciller Helmut Kohl

Helmut Kohl en 1984