Alemania: el sector energético en quiebra necesita 67.000 millones de euros

Olaf Scholz, canciller alemán