La intervención del Gobierno de Truss y el Banco de Inglaterra no frenan la caída de la libra esterlina

909209056