Londres no transmitió a los gobiernos europeos la información sobre 75.000 condenados

Londres no transmitió a los gobiernos europeos la información sobre 75.000 condenados