Aciertos y errores de Europa (7): respeto a los contratos de suministro de vacunas