Flores y aplausos para Merkel en la que podría ser su última reunión de Gabinete tras 16 años en el poder