El ataque ruso a un hospital infantil de Mariúpol deja un enorme socavón y un gran poder destructivo

El ataque a un hospital infantil deja un enorme cráter