Los británicos llenan las discotecas para celebrar el 'Día de la Libertad' pese al repunte de contagios