Con sombrilla pero sin mascarilla: los ingleses abarrotan las playas en el día de más calor