Elmo y otros candidatos frikis en Reino Unido