Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

¿Es Putin un criminal de guerra?: cómo y dónde se decide

Joe Biden ha llamado a Vladimir Putin "criminal de guerra" este miércoles por el ataque a Ucrania, donde se han bombardeado hospitales y salas de maternidad. El Kremlin ha respondido tildando las declaraciones del presidente estadounidense de "retórica inaceptable e imperdonable".

La Casa Blanca se había abstenido hasta ahora de utilizar estos términos, indicando que se requería una investigación y una determinación internacionales. Después de que Biden haya utilizado esta expresión, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha salido a justificarlo diciendo que el presidente "habló con el corazón", pero insistiendo en que existe un proceso concreto para determinar quién es un criminal de guerra y cómo debe ser castigado.

¿Qué es un criminal de guerra?

Un criminal de guerra es alguien que comete crímenes de guerra, crímenes que violan los tratados internacionales y las reglas de enfrentamiento durante períodos de guerra.

Esas reglas se han modificado y ampliado durante el siglo pasado, extraídas de las convenciones de Ginebra después de la segunda guerra mundial y los protocolos agregados más tarde.

Las reglas tienen como objetivo proteger a las personas que no participan en los combates y a quienes ya no pueden luchar, incluidos tanto civiles como médicos y enfermeras, soldados heridos y prisioneros de guerra. Los tratados y protocolos establecen a quién se puede atacar y con qué armas. Ciertas armas están prohibidas, incluidos los agentes químicos o biológicos.

¿Qué crímenes convierten a alguien en criminal de guerra?

Las "infracciones graves" contempladas por los tratados internacionales incluyen el homicidio doloso y la destrucción y apropiación generalizadas de bienes no justificados por la necesidad militar. Otros crímenes de guerra incluyen atacar deliberadamente a civiles, usar una fuerza desproporcionada, usar escudos humanos y tomar rehenes.

La Corte Penal Internacional (CPI) también juzga los crímenes de lesa humanidad cometidos en el contexto de "un ataque generalizado o sistemático dirigido contra cualquier población civil". Estos incluyen asesinato, exterminio, traslado forzoso, tortura, violación y esclavitud sexual.

La forma más probable en que Putin podría llegar a ser definido como un criminal de guerra es a través de la doctrina legal ampliamente reconocida de la responsabilidad del mando. Si los comandantes ordenaron o saben o están en condiciones de saber acerca de los delitos y no hicieron nada para prevenirlos, pueden ser considerados legalmente responsables.

¿Cómo se podría investigar y juzgar a Putin?

En general, existen cuatro caminos para investigar y determinar los crímenes de guerra, aunque cada uno tiene límites. Uno es a través de la CPI (la Corte Penal Internacional).

Una segunda opción sería si la ONU entrega su trabajo en la comisión de investigación a un tribunal internacional híbrido de crímenes de guerra para enjuiciar a Putin.

Una tercera vía sería crear un tribunal o corte para juzgar a Putin por un grupo de estados y grupos interesados o preocupados, como la OTAN, la UE y los EE. UU. Los tribunales militares de Nuremberg contra los líderes nazis son un ejemplo.

Finalmente, algunos países tienen sus propias leyes para enjuiciar los crímenes de guerra. Alemania, por ejemplo, ya está investigando a Putin. Estados Unidos no tiene una ley de este tipo, pero la Casa Blanca ya ha reconocido que el Departamento de Estado ha abierto una investigación para esclarecer qué crímenes podría haber cometido el presidente ruso en Ucrania. Además, su departamento de justicia tiene una sección que se enfoca en actos que incluyen el genocidio internacional, la tortura o el reclutamiento de niños soldados en los conflictos bélicos.

¿Dónde podría ser juzgado Putin?

No está claro. Rusia no reconoce la jurisdicción de la Corte Penal Internacional y no enviaría a ningún sospechoso a la sede de la corte en La Haya, Países Bajos. Estados Unidos tampoco reconoce la autoridad de la Corte. Sin embargo, el fiscal de la CPI ya ha abierto una investigación, Karim Khan, porque cree se han cometido crímenes de guerra. Fue su respuesta a 39 países, entre ellos España, que pidieron esta investigación.

Para que prospere, Putin tendría que ser detenido en un país que acepte la autoridad de la CPI. Podría ser juzgado en un país elegido por la ONU o por un consorcio de países interesados. Pero llevarlo allí sería difícil.

¿Han sido procesados otros líderes nacionales por crímenes de guerra?

Si. Desde los tribunales de Núremberg y Tokio hasta las audiencias ad hoc más recientes, se ha procesado a altos líderes por sus acciones en países como Bosnia, Camboya y Ruanda.

El exlíder yugoslavo Slobodan Milošević fue juzgado por un tribunal de la ONU en La Haya por fomentar conflictos sangrientos cuando Yugoslavia se derrumbó a principios de la década de 1990. Murió en su celda antes de que el tribunal pudiera llegar a un veredicto. Su aliado serbobosnio Radovan Karadžić y el líder militar serbobosnio, Ratko Mladić, fueron procesados con éxito y cumplen cadena perpetua.

El expresidente liberiano Charles Taylor fue condenado a 50 años tras ser declarado culpable de patrocinar atrocidades en la vecina Sierra Leona. El exdictador de Chad, Hissène Habré, quien murió el año pasado, fue el primer exjefe de Estado en ser condenado por crímenes de lesa humanidad por un tribunal africano. Fue condenado a cadena perpetua.

Desafortunadamente para sus víctimas, muchos criminales de guerra logran evadir la justicia.