Los 39 fallecidos en un camión en Inglaterra eran de nacionalidad china