Fatiga pandémica: las protestas contra las restricciones se multiplican en una Europa castigada por la tercera ola