Sólo habrá 30 personas en el funeral del duque de Edimburgo y Guillermo y Harry estarán separados