El Gobierno alemán tira del humor y homenajea en un vídeo al "héroe del sofá" que se queda en casa