El Gobierno británico califica de "irresponsable" el éxodo antes del confinamiento en Londres