El Gobierno de Johnson reconoce las graves consecuencias de un Brexit duro

El Gobierno de Johnson reconoce las graves consecuencias de un Brexit duro