Los hospitales británicos reciben las primeras dosis de la vacuna de Oxford y AstraZeneca