Coronavirus en Lesbos: la doble condena de ser un refugiado en cuarentena

Refugiados coronavirus