Largas colas en las gasolineras británicas por temor a un desabastecimiento de combustible