Migrantes sin papeles y trabajadores sin contrato construyeron la nueva sede del Consejo Europeo

Migrantes sin papeles y trabajadores sin contrato construyeron la nueva sede del Consejo Europeo