El Papa se reúne en Budapest con Viktor Orbán durante 40 minutos sin abordar la cuestión migratoria