París, a vista de dron: calles desiertas tras imponer el toque de queda desde las 20 horas