El Parlamento británico vuelve a rechazar el adelanto electoral propuesto por Johnson