La policía alemana frustra un plan de un grupo antivacunas para asesinar al líder de Sajonia