La policía británica investiga una red de tráfico de personas tras el horror de Essex

La policía británica investiga una red de tráfico de personas tras el horror de Essex