Polonia utiliza cámaras térmicas para controlar los movimientos en la frontera con Bielorrusia