Harry rompe su silencio: "No había otra opción"