Una protesta de sanitarios en París desemboca en violentos disturbios