La reina Isabel II reaparece en una sobria ceremonia de apertura del Parlamento británico