El divertido Robin Hood conservador con el que Jeremy Corbyn pretende convencer a los votantes

El divertido Robin Hood conservador con el que Jeremy Corbyn pretende convencer a los votantes