Tercera noche de violencia en Irlanda del Norte deja policías heridos por bombas de gasolina y ladrillos