Los termómetros de un pueblo de Sicilia marcan 48,8 grados, la máxima histórica de Europa

Los termómetros de un pueblo de Sicilia marcan 48,8 grados, la máxima histórica de Europa