El terremoto en el Egeo deja un saldo de 44 muertos y más de 800 heridos en Grecia y Turquía