El terrorista alemán se describe como 'incel', la secta racista y virtual que odia a las mujeres