Un testigo graba desde su casa arrasada el tornado que ha azotado la República Checa