Un tribunal israelí detiene la subasta de un kit de tatuaje que se habría usado por los nazis en Auschwitz