Los vaporettos de Venecia se convierten en centros flotantes de vacunación contra el coronavirus