El cable del teleférico del accidente de Italia que causó 14 muertos se rompió a pocos metros de llegar al destino