Gasolina en Venezuela: colas interminables y confusión sobre el precio