Israel comienza a vacunar a los niños de 5 a 11 años, incluido el hijo del primer ministro