Jose Couso, Macedonia y el plano más mágico