Brasil tendrá una nueva estatua más alta que el Cristo Redentor de Río de Janeiro