Brasil supera los 100.000 muertos por coronavirus y la playa de Copacabana se llena de cruces en su honor