Una capa de ceniza cubre varias zonas de San Vicente tras la erupción del volcán La Soufriere