Maduro beneficia a la élite del chavismo en el plan de vacunación y desata la polémica en Venezuela